Blog

Ideario

Mas la verdadera educación se propone la formación de la persona humana en orden a su fin último y al bien de las sociedades, de las que el hombre es miembro y en cuyas responsabilidades tomará parte una vez llegado a la adolescencia. (CONCILIO VATICANO II, GE, 1 ). 

La presencia de la Iglesia en la tarea de la enseñanza se manifiesta, sobre todo, por la escuela católica … Su nota distintiva es crear un ambiente de la comunidad escolar animado por el espíritu evangélico de libertad y de caridad … de suerte que quede iluminado por la fe el conocimiento que los alumnos van adquiriendo del mundo, de la vida y del hombre.” (CONCILIO VATICANO II, GE, 8 ).

Toda la enseñanza y acción educativa de un centro escolar católico ha de estar de acuerdo con la doctrina del magisterio de la Iglesia, tanto en lo que se refiere a la fe, como a la moral y vida cristiana.”III Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, 1980).

 

1. Naturaleza y Propósitos

  • La FUNDACIÓN DIOCESANA DE ENSEÑANZA “SANTA MARÍA DE LA VICTORIA” es una institución jurídicamente constituida para ejercer, dentro del ámbito territorial de la diócesis de Málaga y de acuerdo con sus propios estatutos, los derechos de la Iglesia en materia de enseñanza y colaborar con los padres en su tarea educacional.

    Tiene como finalidad específica la formación y educación cristiana de los alumnos de sus centros y la promoción y divulgación de los valores cristianos entre los miembros de las distintas comunidades educativas que la componen. Su labor debe ser entendida, pues, como un servicio a la sociedad, ejercido sin ánimo de lucro e integrado en el conjunto de la Pastoral de la Iglesia Diocesana.

  • Como institución de la Iglesia, la Fundación “Santa María de la Victoria” subraya el carácter confesional de sus centros docentes y, en consonancia con ello, estima que el hecho religioso, como respuesta a los grandes interrogantes que el hombre se formula ante su ser y su destino último, es parte integrante de la formación total de la persona.

    Tanto los profesores como los padres de nuestros alumnos deben ser conscientes de este carácter irrenunciable de nuestros centros, a cuyo cumplimiento deben contribuir positivamente en la medida que a cada cual corresponda, según su función en la comunidad educativa.

  • La Fundación Diocesana de Enseñanza concibe la educación como un proceso de formación integral dirigido a la autorrealización de la persona mediante la apertura a los demás y a lo trascendente, a fin de favorecer el desarrollo de una fe personal y comunitaria capaz de comprometer al alumno en la tarea de construir una sociedad más humana.
  • La Fundación asume, como uno de sus principios rectores, el de la libertad de enseñanza, entendida, en primer lugar, como defensa de la identidad cristiana de sus centros y, en segundo lugar, como libertad de opción de los padres respecto a la educación de sus hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.